Viajes en familia

5 alimentos que debes evitar dar a tus hijos durante un viaje

Viajar en familia es realmente divertido, disfrutar de las ocurrencias de los hijos, las canciones de la radio o los chistes malos de papá son parte de los recuerdos familiares que perdurarán a lo largo del tiempo al recordar esa agradable ocasión.

Sin embargo, la mayoría también recuerda algún viaje en carretera, o quizás en avión, que se convirtió en una tortura para la familia debido a algún malestar estomacal de alguno de los chicos, y en ocasiones incluso, de alguno de los más adultos.

Por esta razón es importante considerar estos 5 alimentos que debes evitar dar a tus hijos durante un viaje, garantizando que tanto el trayecto como los días que estén fuera de casa transcurran de forma placentera para toda la familia.

1. Frituras

Quizás forman parte de la dieta regular de tus hijos y jamás les han ocasionado ningún malestar, pero debes saber que este tipo de alimentos además de provocar mucha sed durante el viaje (lo cual ocasionará un sin número de paradas imprevistas durante el trayecto), también producen retención de líquido en el cuerpo. Ambas afectan un poco la rutina de los pequeños, por lo que si planean tomarse un buen tiempo en carretera es mejor evitar la ingestión de este tipo de alimentos, al menos hasta llegar al destino.

2. Batidos

Durante el camino hacia su destino preferido para estas navidades se encontrarán con muchos lugares nuevos, provocativos y seguramente deliciosos donde querrán probar cosas nuevas. Por ejemplo, en los aeropuertos y carreteras se pueden topar con ciertas cadenas de comida rápida o negocios que venden todo tipo de dulces, y seguramente entre el cansancio y la adrenalina del viaje todos estarán de acuerdo en que son la mejor opción.

Algo que se debe considerar es que los batidos o malteadas están hechos a base de leche y la leche a su vez puede producir acidez y malestar estomacal, no solo en los padres sino también en los más pequeños de la casa, en especial si ha habido cambios importantes en las dietas y rutinas alimenticias a lo largo del trayecto.

No querrás llevar el estomago de los chicos al límite y poner a prueba su resistencia durante estos traslados, así que en definitiva evita que consuman estos batidos durante el trayecto hacia sus vacaciones navideñas.

3. Tomate

Si bien es cierto que el tomate tiene un sin fin de beneficios para el cuerpo humano y que es genial incluirlo en la dieta de tus hijos, durante un viaje largo es mejor guardar distancia de él, en especial si está preparado en salsas como en el caso de las pizzas o pastas.

Esto debido a que el tomate produce acidez estomacal, lo cual puede ocasionar en la persona que lo consume constantes visitas al baño, paradas en la farmacia, quejas y malestar durante el camino.

Nada de lo anterior es lo deseado en un viaje familiar, mucho menos para los pequeños de la familia a quienes se les debe garantizar el mayor de los disfrutes durante estos días navideños.

4. Gaseosas

Seguramente son las favoritas de sus hijos como acompañantes de la comida o inclusive, también son las preferidas de los adultos y en especial quizás del chofer, ya que ayudan a mantener los sentidos alertas durante las largas horas de viaje al control del vehículo.

Todo lo anterior es muy cierto, sin embargo, no se puede ignorar el importante efecto negativo que tienen en el organismo humano, en especial durante un viaje, ¿por qué? Tomando en cuenta que pasarán varias horas sentados, las bebidas gaseosas tienden a ocasionar inflación abdominal, gases e incluso náuseas o malestar. Es algo que se debe considerar seriamente si el objetivo es ahorrarse malos ratos durante el trayecto.

Sin embargo, no todo es tan limitante si el objetivo es disfrutar del trayecto hacia su destino estas navidades. Es en realidad bastante fácil cuidar de la salud estomacal de los pequeños de la casa y del resto de la familia si se toman en cuenta algunos de estos tips:

  •   Comer a las horas acostumbradas, minimizando en la medida de lo posible  los cambios en la rutina alimenticia de los chicos.
  •   Preparar snacks sanos que permitan eliminar la ansiedad en las horas de espera de un aeropuerto o en las carreteras interminables.
  •   Mantenerse hidratado, garantizando que el organismo de todos esté operando con normalidad, en especial si se exponen a cambios de temperatura.
  •   Respetar el horario de siestas correspondientes, ya que los niños deben mantener sus rutinas. Esto ayudará a que mantengan un buen humor y evitará el cansancio o estrés durante el viaje para ellos.
  •   Disponer de una Póliza o Seguro de Viaje, para que en caso de cualquier eventualidad aún habiendo tomado todas las previsiones, puedan visitar un centro hospitalario o tomar las medidas necesarias sin preocuparse por costos adicionales que alteren el presupuesto del viaje.

En Buenviaje tenemos una amplia variedad de opciones de pólizas de viaje que podemos ofrecerte a costos altamente competitivos. Toma un tiempo antes de tu aventura navideña y cotiza hoy.

 

Viajes en familia

3 Tips Para Cuidar a Tus Hijos Durante Una Nevada

Quizás es la estación de turno en el destino seleccionado para las vacaciones familiares o es la temporada que corresponde en el lugar en el que vives. En cualquier caso, si se habla de un invierno intenso o de una posible nevada, hay aspectos que se deben considerar para garantizar la salud de los miembros de la familia, especialmente de los más pequeños de la casa. A través de estos 3 tips para cuidar a tus hijos durante una nevada, podrás conocer todo lo necesario para comenzar el 2018 sin enfermedades, visitas de emergencia al hospital o regresos a casa adelantados. Por el contrario, tomando las previsiones adecuadas, todos en la familia tendrán gratos recuerdos de esta temporada de invierno.

1. Prepárate para tu llegada y estadía.

Para sobrevivir durante un invierno intenso o una nevada la clave está en tomar previsiones oportunamente, es decir, no se debe esperar a que las temperaturas bajen o a estar en el sitio para garantizar que todo esté en orden. A continuación, listamos algunos aspectos que deben considerarse durante el hospedaje, en especial si hay niños en el viaje:

  1. Disponer de un radio con pilas de repuesto en todo momento. Nunca se sabe cuando este pueda convertirse en el único medio de comunicación.
  2. Los techos deben estar en óptimas condiciones, ya que la nieve se acumula durante las nevadas y puede causar goteras indeseadas o accidentes al entrar o salir del lugar.
  3. Verificar que la calefacción funcione adecuadamente e incluso tener un “Plan B” que incluya velas, fogatas u otros medios que les permitan calentarse en caso de que el equipo de calefacción falle.
  4. Chequear todas las entradas de aire y sellarlas apropiadamente para evitar que se cuele el frío de forma imprevista.

2. Solo los traslados necesarios.

Es perfectamente comprensible que nadie desee pasar estas fechas encerrado, mucho menos los más chicos. Sin embargo, realizar traslados durante nevadas es altamente peligroso. Lo mejor es evaluar el grado de importancia de dicho traslado para evitar movilizarse de forma innecesaria. Sin embargo, en caso de ser extremadamente necesario hacerlo debes considerar:

  1. Mantenerte informado acerca del estado de las vías y lineamientos dictados por las autoridades a cargo para tomar las previsiones necesarias.
  2. Usar el transporte público y no vehículos particulares de ser posible.
  3. Identificar previamente la ubicación de refugios y otros lugares de hospedaje para emergencias.
  4. Vestir a los pequeños con la ropa adecuada, especialmente cubriendo cabeza, cara, manos, pies y otras extremidades.
  5. Evitar que los chicos realicen esfuerzo físico excesivo, las energías suelen agotarse muy rápido a bajas temperaturas.

3. Algunas recomendaciones finales

Las medidas de seguridad para los más chicos deben intensificarse durante estas épocas, ya que enfermedades como la bronquitis, asma y otras suelen intensificarse durante el invierno y especialmente durante las nevadas.

Por esta razón queremos mencionar algunos aspectos adicionales que contribuyen al cuidado de los más pequeños durante las temporadas frías:

  1. Mantener los utensilios de cocina e higiene asignados individualmente para evitar el contagio de enfermedades que puedan venir de terceros.
  2. Regular el uso de la calefacción a niveles estándar para contribuir a que su propio cuerpo asimile y se auto-regule a las temperaturas.
  3. Ventilar las habitaciones a diario para que el aire acumulado en ellas pueda reciclarse.
  4. Proveerles una vestimenta acorde al ambiente en el que se encuentre. En espacios de temperatura regulada, permitirles el uso de ropa ligera y en espacios de baja temperatura el uso de ropa abrigada.
  5. Cuidar que mantengan una alimentación balanceada ya que el cuerpo consume mayor número de calorías dado el esfuerzo que debe realizar para auto-regularse.
  6. De ser posible, vacunarlos para la gripe antes de exponerlos a dichas temperaturas.

Aunque parezca una lista imposible de cumplir en su totalidad, muchas personas acostumbran a pasar estas fechas en bajas temperaturas, así que, solo debes prestar atención a los detalles y cuidar a tus hijos de una forma un poco más rigurosa de la usual para garantizar su buena salud y que puedan disfrutar al máximo de esta preciosa temporada.

Ahora bien, aún cuando tomes todas las previsiones posibles antes y durante tu viaje, siempre existe la posibilidad de contraer alguna enfermedad propia de la temporada o de sufrir alguna lesión a causa de alguna actividad o durante tu vista.

La mejor forma de estar preparado para estos imprevistos es disponer de un Seguro de Viaje como el que te ofrecemos en Buenviaje. Este te permitirá garantizar la disponibilidad de los recursos necesarios para solventar de una manera cómoda y rápida cualquier situación que pueda presentarse durante tus vacaciones familiares.

Si está en tus planes disfrutar de unas vacaciones familiares en esta temporada de fiestas no dejes de cotizar uno de nuestros planes.