Viajes de negocios

Ventajas y desventajas de contratar un seguro de viajes

¿Tienes un plan de emergencias en caso de extravío de equipaje o una repentina enfermedad mientras viajas? Las cifras de la Asociación de Seguros de Viajes de América indican que solo el 30% de los viajeros latinoamericanos emprenden sus travesías amparados por algún seguro de viajes, el otro 70% pisa suelo extranjero sin siquiera conocer la existencia de estas coberturas o considerarlas.

Es una realidad, todo pasajero puede experimentar cualquier tipo de calamidades en su trayecto. Por eso, estar al tanto de las opciones para mantenerte a salvo te ayudará a disfrutar plenamente de la visita, conservar buenos momentos y a evitar interrupciones desagradables.

En este artículo se exponen los aspectos más importantes de contratar un seguro para viajes, un recurso de apoyo que podría acompañarte en tu próxima travesía.

Ventajas de contratar un seguro de viajes

Los seguros de viajes ofrecen cobertura internacional en caso de enfermarse durante el trayecto , como lesiones por accidentes o contraer un virus autóctono. La mayoría de las personas llegan a sus destinos con presupuestos determinados, pero un percance de salud puede hacerte acumular facturas de miles de dólares. Un estudio de la compañía de seguros ERV muestra que las enfermedades son el principal riesgo de todo viajero y que la cobertura por asistencia de salud es la más solicitada.

A través de estos planes recibirás soporte económico para pagar traslados de emergencias, consultas médicas, hospitalización y la adquisición de medicamentos. Algunos seguros te ofrecen manutención por invalidez y el pago del boleto de algún familiar si tu estado es grave.

Ofrecen indemnización en caso de robo o extravío de equipaje . Perder las maletas es un suceso recurrente en los aeropuertos y terminales alrededor del mundo. Pero al reportar tu caso a la aseguradora obtendrás un pago por la totalidad o un porcentaje de tus pertenencias, de este modo no tendrás que suspender tu visita o regresar antes de lo planeado.

La asistencia legal es otra de las ventajas de contratar un seguro de viajes. En caso de ser procesado o señalado por la ley, te asignarán un abogado y te otorgarán las herramientas necesarias para que puedas enfrentar tu situación con propiedad y proteger tus derechos humanos.

Algunas aseguradoras también ofrecen un traductor cuando el lenguaje es un inconveniente para llevar cabo procesos o trámites legales.

El seguro de viajes también se encarga de la repatriación de restos . Ningún viajero desea pensar en la muerte al embarcar a su destino, pero las fatalidades pueden ocurrir, y fallecer en el extranjero acarrea engorrosos trámites que implican grandes sumas de dinero y tribulaciones para la familia. Cuando estás asegurado, la compañía se ocupa de los asuntos postmortem concernientes al traslado de vuelta a casa.

Si tienes hijos pequeños, estos podrán gozar de todas las coberturas de forma gratuita hasta cumplir cierta edad, dependiendo de cada aseguradora. Bebés e infantes son atendidos en materia de salud, catástrofes y protección legal del viajero junto a sus padres. De este modo, podrás viajar en familia con tranquilidad al saber que tienes un plan de contingencia para más de un integrante.

Desventajas de viajar asegurado

Todo servicio tiene su “pero”. Las limitantes de cobertura son el principal inconveniente del seguro de viajes. Algunos países y localidades no entran en su plan, ya sea por las normativas de la nación, falta de puntos de comunicación o por el riesgo que implica visitarlos.

De igual forma, se pueden limitar los servicios de asistencia a la salud si tienes más de 40 años o si padeces de alguna enfermedad específica. Tampoco suele cubrir operaciones consideradas de poca relevancia y lesiones causadas por deportes extremos. Asimismo, debes tener cuidado con los seguros que no solicitan informe médico como requisito del contrato, la ausencia de un registro clínico confiable ocasiona que muchas solicitudes de ayuda sanitaria sean negadas bajo el argumento de “enfermedad de preexistencia”.

Por otro lado, la indemnización por extravío de equipaje no aplica si la compañía determina que perdiste tus pertenencias por descuido o debido a alguna acción que estaba bajo tu control.

En algunos casos, solo puedes acceder al servicio si reportas el problema pocas horas después de haber ocurrido. Si decides comunicarte con el seguro días más tarde probablemente tendrás que cancelar las deudas por tu cuenta y buscar la solución por otras vías.
El costo es un obstáculo en América Latina al momento de contratar un seguro de viajes, sobre todo cuando involucran a grupos familiares o largos periodos de tiempo. Asimismo, existen limitaciones de pago que pueden entorpecer tu proceso de compra, ya sea por el sistema de cambio o los productos bancarios requeridos.

Pese a las desventajas del servicio, el seguro de viajes es un recurso popular entre los trotamundos de todo el globo, muchos viajeros experimentados no imaginan salir de casa sin él, y es que sus ventajas superan por mucho cualquier contra.

La seguridad y tranquilidad al momento de viajar no debe subestimarse. Adquirir ua cobertura para tu próximo viaje puede sacarte de apuros, proteger tu presupuesto inicial e incluso salvar tu vida.

Viajes de descanso

¿Por qué debo contratar un seguro de viaje durante mis vacaciones con niños?

Los niños son más propensos que los adultos a sufrir accidentes y otros contratiempos en los viajes, desde contraer gripes estacionales, intoxicarse por ingerir alimentos exóticos e incluso lesionarse seriamente. Según el Instituto Mexicano de Seguros (IMSS), los casos de accidentes en niños aumentan un 25% en la temporada de descanso. En Ecuador no existe una cifra que refleje esto, pero podría estar cercana.

Pero la buena noticia es que tus hijos estarán seguros durante las vacaciones si tomas las medidas adecuadas. El mismo estudio del IMSS también demuestra que se pueden prevenir 9 de cada 10 accidentes infantiles relacionados a las fechas vacacionales.

Contratar un seguro de viajes es una forma confiable de mantener a salvo a quienes amas en su recorrido por el mundo. Los más pequeños podrán degustar nueva comida, jugar en playas paradisíacas o ir de safari mientras tienes la certeza de que todos están protegidos.

En este artículo se enumeran las razones principales por las que debes afiliarte a una aseguradora de viajes para la próxima travesía con tus niños.

Razones para contratar un seguro de viajes al vacacionar con niños

Asistencia médica

Estos seguros ofrecen cobertura médica a todos los familiares involucrados en el viaje, con asistencia gratuita a bebés y niños pequeños. La mayoría de las solicitudes de asistencia en vacaciones familiares vienen de padres quienes tienen alguna emergencia relacionada con sus hijos. Por eso, el servicio otorga cobertura para afecciones comunes en infantes durante los viajes, como enfermedades intestinales, el contagio de virus locales, fracturas, golpes y quemaduras.

Al contratar un seguro de viajes podrás ahorrar sumas importantes de dinero en consultas pediátricas, transporte de emergencia, hospitalizaciones, exámenes clínicos, medicamentos, fisioterapia e incluso algunos seguros cubrirán el costo total de cirugías urgentes. También tienes la posibilidad de recibir apoyo financiero durante la recuperación de tu hijo, en caso de que necesite cuidados especiales
Siempre tendrás asistencia primaria las 24 horas del día para recibir asesoría sobre cómo proceder ante situaciones críticas. La mayoría de las aseguradoras te ubicarán los mejores centros de salud infantil y agendarán citas médicas con pediatras recomendados, esto es especialmente útil cuando visitas países donde las condiciones sanitarias son irregulares.

Cobertura odontológica

Esta es otra de las razones por la que debes contratar un seguro de viajes cuando vacacionas con niños. Las caries y los dientes de leche pueden ocasionar mucho malestar en tus hijos de forma imprevista, además, estas afecciones no se alivian por sí solas por lo que son capaces de interrumpir cualquier travesía.

A diferencia de muchos seguros regulares, las aseguradoras de viajes ofrecen cobertura de emergencias odontológicas como tratamientos por dolor agudo y cirugías dentales. Igualmente, si tu hijo pierde algún diente debido a caídas o golpes durante las actividades vacacionales, estas compañías cancelarán los pagos por restauración de piezas. El servicio también incluye los pagos de medicamentos odontológicos.

Servicio de responsabilidad civil

Es un plan de contingencia esencial en todo viaje con niños pequeños. Como padre deberás lidiar al menos una vez en tu vida con el pago de facturas por daño accidental a objetos de terceros. Lo cierto es que los niños son curiosos y exploran el mundo a través del tacto, estas acciones inocentes pueden arruinar tu presupuesto familiar en las vacaciones y acarrear problemas legales en el extranjero.

Si decides contratar un seguro de viajes evitarás deudas e inconvenientes por menoscabo a la propiedad privada. La aseguradora se encargará de indemnizar al dueño del objeto por la totalidad o una parte de su valor, así protegerás tus finanzas y el bienestar general de la familia durante el viaje.

Cobertura por retorno de menores

Caer el estado de invalidez durante las vacaciones en el extranjero es una posibilidad latente, por eso, debes tener un plan de emergencias para proteger a los más pequeños en caso de que ya no puedas cuidarlos. Si eres el único adulto en el viaje y te encuentras hospitalizado, la póliza de viajeros cubrirá los gastos del regreso de tus hijos, así como también se ocupará de proveerles asistencia y organizar la logística para el trayecto de vuelta a casa.

De igual modo, puedes recurrir al plan de interrupción de viaje si uno de los integrantes de la familia se enferma y prefieres no continuar con la travesía. La póliza pagará los boletos y se encargará de arreglar el retorno de emergencia.

Asistencia Legal

Al contratar un seguro de viajes, toda la familia tiene acceso a la asistencia legal durante las vacaciones.Cada nación tiene regulaciones distintas sobre la entrada y permanencia de menores de edad, si por alguna razón extravías documentación relevante para el viaje de tus hijos, podrás recurrir al servicio de asistencia donde te ayudarán a solventar la situación en la medida de lo posible.

La atención legal incluye envío de documentos vitales, abogados que también pueden velar por el bienestar de los menores y transferencia de fondos para fianzas.

Vacacionar con quienes amas es una experiencia enriquecedora aunque no está exenta de riesgos, por eso, contratar un seguro de viajes es la mejor forma de cuidar a tu familia mientras exploran el mundo y das rienda suelta al sentido aventurero de los más pequeños.

Viajes de descanso

Todos los requisitos que necesitas para viajar a España

España es el destino preferido de muchos latinoamericanos para vacacionar y hacer negocios. Su parentesco histórico y cultural con las naciones sudamericanas convierten a este país en uno de los más atractivos de Europa. Sin embargo, si consideras visitar la península ibérica en tu próximo viaje, debes tener en cuenta que como ciudadano ecuatoriano necesitas obtener la Visa Schengen para entrar legalmente y permanecer un máximo de 3 meses.

Al iniciar la planificación de tu viaje quizá puedas sentirte confundido sobre la documentación necesaria para aplicar a la visa, por eso, en este artículo se explica de forma detallada cada uno de los requisitos para viajar a España , ya sea que vayas a conocer las maravillas del viejo mundo, asistir a eventos o expandir tu negocio.

Paso a paso de los requisitos para viajar a España

Necesitas el visado Schengen para estancias cortas de hasta 90 días en el territorio español. Una vez se haya aprobado tu permiso de entrada, podrás moverte con libertad por todo el país.

Agenda tu cita en el Centro de Solicitud: El primer paso consiste en reservar tu cita con el consulado español. Para esto, debes llenar el formulario en la página web del Centro de Solicitud de Visado BLS Spain.

En este punto puedes tomar la decisión de tramitar tu visa de forma individual o incluir al resto de tu familia. Para formalizar la solicitud, debes cancelar los aranceles consulares correspondientes en un banco oficial ecuatoriano. El servicio básico de tramitación tiene un monto de $70.80 por viajero regular, así como $41.30 para menores entre 6 y 12 años. Por otro lado, el arancel está libre de cargos para niños y bebés entre 0 y 5 años.

Además de pagar los aranceles regulares también puedes solicitar servicios adicionales del consulado. Estos están pensados para hacerte más fácil el proceso si tienes alguna condición especial, requieres apoyo extra o vives muy lejos del centro asignado para tu aplicación.

Reúne los documentos: Deberás hacer una compilación de todos los documentos que prueben tu condición como turista y demostrar que no pretendes quedarte en el país una vez expire el visado. El consulado solicita los siguientes requisitos para viajar a España:

Copia de pasaporte
Copia de cédula
Comprobante impreso de reserva de vuelo (ida y vuelta)
Reserva de hotel, tour o carta de invitación
Comprobante de respaldo económico
Formulario de solicitud
Fotografía actual tipo carnet adherida a la solicitud (fondo blanco y sin accesorios en el rostro)

Procura llevar los documentos organizados en una carpeta, así como los originales de cada uno para comprobar su validez. Si viajas por visita familiar o como invitado de un residente español, tu anfitrión debe hacerte llegar una carta de invitación certificada por una Comisaría de Policía en España, además debes presentar documentos que avalen el parentesco con tu familiar en dicho país.

En cambio, si viajas por negocios, la carta de invitación debe venir de una empresa española legalmente establecida. Como alternativa también puedes presentar una acreditación de relaciones comerciales con la empresa que vas a visitar durante la estadía.

El comprobante de respaldo económico es uno de los requisitos para viajar a España que no pueden faltar en tu carpeta de solicitud. Con esto demuestras que podrás sustentarte durante el viaje, que eres solvente financieramente y que estás bien establecido en Ecuador. La documentación de respaldo incluye referencias bancarias, extractos de cuentas, declaración de impuestos sobre la renta y demás productos financieros que puedas poseer en moneda local o extranjera.

Si dependes financieramente de un familiar, los comprobantes económicos deben ser de quien te apadrina, también debes demostrar el parentesco a través de documentos de identificación como acta de nacimiento o matrimonio debidamente apostillada en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Adquiere un seguro de viaje Schengen: Este es uno de los más importantes requisitos para viajar a España. A través de este paso, el gobierno español se asegura de que la visita sea lo más confiable posible para los implicados. En caso de enfermedad o lesión accidental, las autoridades podrán responder apropiadamente ante la emergencia sin que esto implique arruinar tu presupuesto de viaje o causar problemas financieros a tu familia.

Debes contratar el seguro de viajes por la totalidad de días que permanecerás en el país ibérico. Del mismo modo, la aseguradora debe cumplir con las exigencias mínimas de cobertura por asistencia médica con la suma de al menos €30.000,00. La asesoría legal y la repatriación sanitaria también son obligatorias dentro del plan.

Acudir a la cita:Debes presentarte en el Centro de Solicitud de Visados con todos los requisitos para viajar a España anteriormente descritos. Las copias y originales serán examinados para comprobar su validez. Al día siguiente enviarán tu aplicación al consulado y podrás rastrear el estatus de su solicitud en todo momento.

Debes tener en cuenta que los funcionarios pueden llamarte para solicitar requisitos adicionales o concertar una entrevista. De ser aprobada tu visa, estará lista en un lapso de 15 a 35 días hábiles.

Si sigues los pasos y cumples con todos los requisitos para viajar a España estipulados en la ley, el proceso será tranquilo y sin inconvenientes. Solo se requiere un poco de organización y unos días de espera.