Viajes en familia

¿Qué es un seguro de viajes y qué debe incluir?

Tengamos en mente un escenario. Disfrutamos de unas lindas y confortables vacaciones en Cartagena, unas por las que ahorramos todo el año y soportamos las asignaciones de última hora de los jefes. Tenemos maletas hechas, boletos de avión, el traje de baño que soñamos con lucir en la playa. Pero, ¿qué ocurre cuando ocurre un imprevisto en el viaje soñado? Un seguro de viaje hará que no debas ni pensar en lo que puede salir mal.

Un seguro para viajes es un contrato que te permite descansar aun con la posibilidad de contingencias. Se trata de un contrato que cubre gastos para ti y tu familia en caso de imprevistos como: urgencias médicas por accidentes, retrasos en los vuelos principales, retrasos en las conexiones o escalas, pérdida de equipaje en el aeropuerto por parte de la aerolínea, necesidad de extender tiempo de estadía y muchas más.

Pero, ¿qué puede salir mal en tu viaje? No se puede tener tan mala suerte, ¿verdad? La respuesta puede variar, hay situaciones que salen de nuestro control en cualquier sitio nuevo fuera de nuestras fronteras. ¿Lo importante? No tiene que ser motivo de angustia si contratamos un seguro para viajes eficiente y con una empresa de seguros profesional y responsable, que entienda que tu comodidad siempre debe estar primero.

Ahora bien, las coberturas de un buen seguro de viajes tienden a variar según el destino, la finalidad del viaje y las personas que asisten al mismo. Sin embargo, ¿qué debe necesariamente incluir un contrato de seguros completo? Es importante que tomes una decisión informada, así que vamos a ir detallando cada cobertura y su importancia para tener un viaje tranquilo y seguro:

1. Asistencia hospitalaria:

Es la cobertura más importante en el seguro, ya que la contingencia más preocupante es que alguno de tus chicos, pareja o tú en particular se enfermen o lastimen mientras disfrutan en la playa, hotel o algún sitio de atracciones. Garantiza gastos de curación, medicinas, hospitalización y cirugía por eventos que ocurran en el tiempo y destino del viaje.
La asistencia hospitalaria del seguro de viajes es increíblemente completa, al contemplar también estadía para un acompañante o familiar de persona afectada, prolongación de estadía en hotel seleccionado, entrega domiciliaria de medicinas y el traslado al país de origen de ser necesario según el caso. También cubre asistencia ambulatoria en el lugar del accidente médico si lo ocurrido puede ser tratado en el sitio y podemos seguir disfrutando sin mayor percance.

2. Equipaje:

Otra cobertura esencial en todo seguro de viajes. ¿Cuántas veces hemos perdido nuestro equipaje en el aeropuerto o al hospedarnos en el hotel? También, ¿sabemos con certeza si estamos exentos de que roben nuestras pertenencias? La cláusula de equipaje contempla que te pagarán en caso de pérdida, robo de tus pertenencias, daños en tus maletas o contenido y hasta si te lo entregan de modo tardío y te dejan esperando.

3. Demoras en llegada o partida del destino:

Brinda posibilidad de indemnización si el vuelo es cancelado al destino turístico por causas ajenas a ti, causando retraso en todo el proceso. Todo esto es tan angustiante como común, perdiendo reservaciones de hotel y aumentando gastos de comida para ti y tu familia.

4. Accidentes graves:

En lo que menos queremos pensar, ¿no es así? Pero debemos cubrir toda contingencia. Esta cláusula de un seguro de viajes brinda gastos por invalidez temporal, invalidez permanente y fallecimiento a causa de un accidente para ti o tu familia. Permite indemnizar un monto específico escogido, además de gastos de traslado a sitios de atención médica o hasta tu país de origen. En Buen Viaje contamos con planes que cubren hasta los 50.000 dólares en caso de accidente.

5. Defensa jurídica y penal:

Te encuentras es un destino desconocido, donde tanto sus tierras como sus leyes son totalmente ajenas a ti. ¿Qué ocurre cuando sin querer cometes una infracción y requieres ser defendido por un profesional de confianza? Esta cobertura es de gran importancia en todo seguro para viajes, asegurando costos de defensa legal, asesorías telefónicas de cómo actuar en base a las leyes del destino y acceso a fianza judicial dependiendo del caso.

Bastante completo, ¿no crees? Viajamos para alejarnos de la rutina, distraernos, repotenciar la mente y el cuerpo. No necesitamos que contingencias comunes, pero potencialmente dañinas para el viaje, arruinen nuestras vacaciones. Tu familia y tú merecen un viaje que recuerden siempre con alegría y las ganas de volver a vivir una grata experiencia. Contrata el mejor seguro de viajes y tus vacaciones soñadas serán una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*