Viajes de descanso

¿Por qué debo contratar un seguro de viaje durante mis vacaciones con niños?

Los niños son más propensos que los adultos a sufrir accidentes y otros contratiempos en los viajes, desde contraer gripes estacionales, intoxicarse por ingerir alimentos exóticos e incluso lesionarse seriamente. Según el Instituto Mexicano de Seguros (IMSS), los casos de accidentes en niños aumentan un 25% en la temporada de descanso. En Ecuador no existe una cifra que refleje esto, pero podría estar cercana.

Pero la buena noticia es que tus hijos estarán seguros durante las vacaciones si tomas las medidas adecuadas. El mismo estudio del IMSS también demuestra que se pueden prevenir 9 de cada 10 accidentes infantiles relacionados a las fechas vacacionales.

Contratar un seguro de viajes es una forma confiable de mantener a salvo a quienes amas en su recorrido por el mundo. Los más pequeños podrán degustar nueva comida, jugar en playas paradisíacas o ir de safari mientras tienes la certeza de que todos están protegidos.

En este artículo se enumeran las razones principales por las que debes afiliarte a una aseguradora de viajes para la próxima travesía con tus niños.

Razones para contratar un seguro de viajes al vacacionar con niños

Asistencia médica

Estos seguros ofrecen cobertura médica a todos los familiares involucrados en el viaje, con asistencia gratuita a bebés y niños pequeños. La mayoría de las solicitudes de asistencia en vacaciones familiares vienen de padres quienes tienen alguna emergencia relacionada con sus hijos. Por eso, el servicio otorga cobertura para afecciones comunes en infantes durante los viajes, como enfermedades intestinales, el contagio de virus locales, fracturas, golpes y quemaduras.

Al contratar un seguro de viajes podrás ahorrar sumas importantes de dinero en consultas pediátricas, transporte de emergencia, hospitalizaciones, exámenes clínicos, medicamentos, fisioterapia e incluso algunos seguros cubrirán el costo total de cirugías urgentes. También tienes la posibilidad de recibir apoyo financiero durante la recuperación de tu hijo, en caso de que necesite cuidados especiales
Siempre tendrás asistencia primaria las 24 horas del día para recibir asesoría sobre cómo proceder ante situaciones críticas. La mayoría de las aseguradoras te ubicarán los mejores centros de salud infantil y agendarán citas médicas con pediatras recomendados, esto es especialmente útil cuando visitas países donde las condiciones sanitarias son irregulares.

Cobertura odontológica

Esta es otra de las razones por la que debes contratar un seguro de viajes cuando vacacionas con niños. Las caries y los dientes de leche pueden ocasionar mucho malestar en tus hijos de forma imprevista, además, estas afecciones no se alivian por sí solas por lo que son capaces de interrumpir cualquier travesía.

A diferencia de muchos seguros regulares, las aseguradoras de viajes ofrecen cobertura de emergencias odontológicas como tratamientos por dolor agudo y cirugías dentales. Igualmente, si tu hijo pierde algún diente debido a caídas o golpes durante las actividades vacacionales, estas compañías cancelarán los pagos por restauración de piezas. El servicio también incluye los pagos de medicamentos odontológicos.

Servicio de responsabilidad civil

Es un plan de contingencia esencial en todo viaje con niños pequeños. Como padre deberás lidiar al menos una vez en tu vida con el pago de facturas por daño accidental a objetos de terceros. Lo cierto es que los niños son curiosos y exploran el mundo a través del tacto, estas acciones inocentes pueden arruinar tu presupuesto familiar en las vacaciones y acarrear problemas legales en el extranjero.

Si decides contratar un seguro de viajes evitarás deudas e inconvenientes por menoscabo a la propiedad privada. La aseguradora se encargará de indemnizar al dueño del objeto por la totalidad o una parte de su valor, así protegerás tus finanzas y el bienestar general de la familia durante el viaje.

Cobertura por retorno de menores

Caer el estado de invalidez durante las vacaciones en el extranjero es una posibilidad latente, por eso, debes tener un plan de emergencias para proteger a los más pequeños en caso de que ya no puedas cuidarlos. Si eres el único adulto en el viaje y te encuentras hospitalizado, la póliza de viajeros cubrirá los gastos del regreso de tus hijos, así como también se ocupará de proveerles asistencia y organizar la logística para el trayecto de vuelta a casa.

De igual modo, puedes recurrir al plan de interrupción de viaje si uno de los integrantes de la familia se enferma y prefieres no continuar con la travesía. La póliza pagará los boletos y se encargará de arreglar el retorno de emergencia.

Asistencia Legal

Al contratar un seguro de viajes, toda la familia tiene acceso a la asistencia legal durante las vacaciones.Cada nación tiene regulaciones distintas sobre la entrada y permanencia de menores de edad, si por alguna razón extravías documentación relevante para el viaje de tus hijos, podrás recurrir al servicio de asistencia donde te ayudarán a solventar la situación en la medida de lo posible.

La atención legal incluye envío de documentos vitales, abogados que también pueden velar por el bienestar de los menores y transferencia de fondos para fianzas.

Vacacionar con quienes amas es una experiencia enriquecedora aunque no está exenta de riesgos, por eso, contratar un seguro de viajes es la mejor forma de cuidar a tu familia mientras exploran el mundo y das rienda suelta al sentido aventurero de los más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*