Viajes por estudios

Lo que debes saber de los seguros de viaje

Viajar es una de las mejores experiencias de la vida, pero quebrarse un pie mientras se recorre Roma en una Vespa no es divertido. No lo es, obvio, por el dolor y la incomodidad de andar con un yeso en una ciudad tan asombrosa. Pero la peor parte es la cuenta  del hospital si el turista no está asegurado. Pueden ser cientos o miles de dólares, y un gasto inesperado le daña las vacaciones a cualquiera.

Es cierto que al planear vacaciones se piensa en el vestido de baño, los zapatos para caminar largas distancias, qué tipo de maleta, pero jamás se piensa en un accidente, pero podía pasar. Ante esa situación, la mejor opción es un seguro de viajes.

¿Qué es un seguro de viajes?

Es un tipo de seguro que cubre costos por gastos médicos. Puede ser comprado para cualquier duración: una semana, 15 días o hasta un año y siempre debe ser contratado antes de salir del país de origen.

¿Qué cubre un seguro de viajes?

Cubre todo lo relacionado con cuidados médicos en caso de accidente o dolencias. Según el tipo de seguro también cubre cancelación de viajes, si toca hospedarse en un hotel de imprevisto, pérdida de equipaje, emergencias dentales, honorarios de abogados…

¿Por qué adquirir un seguro de viajes?

  • La cobertura en salud: esta es una de las mayores ventajas de los planes de seguro de viaje ya que en caso de enfermedad o lesión durante el viaje, esto e suna salvación. Estos planes están diseñados para cubrir enfermedades o lesiones nuevas, por lo que, aunque es muy probable que no cubran condiciones preexistentes, ahorrarán el costo de una visita regular al médico o una hospitalización.
  • Medicamentos: Además de la cobertura de hospitalización y tratamiento ambulatorio, los planes de viaje también tienen la cobertura de medicamentos recetados. Eso sí, siempre y cuando la condición por la que buscó tratamiento esté cubierta por su seguro de viaje, las recetas médicas también se incluyen.
  • Lesiones a terceros: En caso de atropellar a alguien con esa Vespa en Roma, el seguro de viajes también podría ayudar a pagar sus gastos hospitalarios u honorarios de abogados, en caso de necesitar este profesional.
  • Cancelación del viaje: los imprevistos siempre suceden. Digamos que ocurre una tormenta y se cancelan los vuelos, si hay que dormir en un hotel o cambiar de trayecto, el seguro de viajes (según el que tome) podría ayudarle con estos gastos.
  • Retraso de viaje: En caso de un retraso a su destino, el beneficio de retraso de viaje le reembolsará los gastos provisionales como una habitación de hotel y transporte.
  • Pérdida de conexión: perder una conexión es normal. En este caso, el beneficio de pérdida de conexión cubre los costos de los gastos necesarios no perder el resto del viaje.

Las vacaciones no son un martirio, pero sí deberíamos estar protegidos ante estas eventualidades para no gastar los ahorros o pedir prestado en caso de un incidente de este tipo. En realidad los seguros de viaje son una cuota de tranquilidad al vacacionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*