¿Qué hacer si tus hijos se enferman en Disney?

Disney es el destino ideal para toda la familia y muy en especial para los más pequeños de la casa, pero en algunas ocasiones, un viaje familiar placentero puede transformarse rápidamente en todo lo contrario cuando uno de los niños se enferma.

A continuación, te daremos algunos consejos y recomendaciones muy útiles que te servirán de guía para ayudar a tus hijos en caso que se enfermen en la visita a este parque temático.

Las causas por las que tus hijos pueden enfermarse o presentar algún contratiempo de salud en su visita a las instalaciones de Disney son muchas, pero la principal causa es la deshidratación. Si es primera vez que visitas el estado de Florida o el de California, te recordamos que tú y tu núcleo familiar beban suficiente agua durante todo el recorrido. Llevar una pequeña botella de agua nunca está de más, ya que hay una gran cantidad de bebederos por todo el parque, como también puedes pedirla en los establecimientos de comida que se encuentran a lo largo de todas las instalaciones.

via GIPHY

En ese mismo sentido y como los miembros de la familia seguro se encontrarán distraídos y maravillados por las bondades de Disneyland, tendrán largas caminatas bajo el sol, por lo que también les recomendamos que se coloquen bloqueador solar y gorras, evitando de esta manera tener que hacer un alto en su viaje por la exposición prolongada al sol.
Esto,como padres y madres,lo dominan a la perfección, pero les recordamos que tengan paciencia. Dependiendo de la edad, la forma de comunicarse del infante es distinta de cualquier malestar que tengan durante el recorrido de las instalaciones.

Nunca está de más llevar alguna golosina preferida de tu hijo a pesar de que en el parque tienen una grandísima variedad de snacks. La particularidad y la ventaja de que lleven alguna golosina “bajo la manga”, es que pueden disponer de ella inmediatamente, como también tendrían un pequeño ahorro.

Todo el recorrido del parque está pensado para que se pueda tener un momento de disfrute en sus instalaciones y de compartir familiar. Por esto, encontrarás enfermeras, lugares acondicionados e incluso espacios para amamantar a los más pequeños. Estos puntos puedes encontrarlos en sitios de los que no se te ocurriría normalmente como cines, escenarios, jardines y espacios de juegos.

Tanto en las instalaciones del parque temático y del parque acuático encontrarás distribuidos puestos de primeros auxilios en caso de que tú o tu pequeño comiencen a sentirse mal. En esos lugares de atención ambulatoria, pueden comprar medicamentos que no requieran prescripción médica como también otros remedios rápidos que ayuden a mejorar y poder continuar con la visita y el disfrute de tus vacaciones.

En los Centro de Primeros Auxilios se proporcionan servicios médicos sin costo para todos los visitantes. Sin embargo y a pesar que encontrarás enfermerías en muchos lugares del parque, te aconsejamos que lleves un pequeño botiquín médico que incluya curitas, pastillas para el dolor de cabeza y estómago, los cuales puedan paliar cualquier indisposición física durante su visita. En caso que se requiera algún tipo de tratamiento médico de mayor complejidad, tendrás que dirigirte a un hospital.

Hay un centro médico de urgencias cerca del parque llamado Florida Hospital Centra Care y están abiertos todos los días con un horario de atención al público. Puedes tomar un transporte disponible y totalmente gratuito dentro de las instalaciones de Disney.

Nosotros siempre recomendamos que cada viajero cuente con un plan seguro de viaje que te permita estar prevenido para enfrentar cualquier eventualidad de salud que tenga en suelo estadounidense, ya que los costos médicos en ese país norteamericano podrían resultar muy elevados, poniendo en compromiso las finanzas familiares. Puedes optar por planes de seguro de viaje con diferentes opciones y también con diferentes presupuestos que se adapten a tu bolsillo y que cubran a toda la familia, dependiendo de la cantidad de días que vayan a estar de visita en Disneylandia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*