Viajes en familia

10 cosas que debes saber si viajas al exterior con adultos mayores

Con los nuevos tiempos y al llegar a los “años dorados”, se ha optado por un cambio de rutinas que equivale a mayor tiempo libre y por ende, un mayor número de planes y opciones para las personas de este rango de edad.

Encontramos también que la población a nivel global envejece aceleradamente. Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el año 2000 y el 2050, la proporcionalidad de personas mayores de 60 años se duplicará de un 11% a un 22%, es decir, se pasará de 605 millones de personas a 2.000 millones en el transcurso de 50 años. Según estos datos, en los países con menos recursos económicos se dará este cambio en menos de 25 años.

Debido a los avances de la medicina tenemos también que la cantidad de centenarios en el mundo para el año 2010 estaba alrededor de 460.000 personas y para el año 2050 se estima una proyección de 4.1 millones de personas con ese rango de edad.

En vista de eso, se ha incrementado de manera notable el turismo en personas de la tercera edad tanto en destinos nacionales como internacionales, donde se ofrecen una gran variedad de servicios y planes para cubrir esta demanda del mercado que es cada vez más creciente.

Las agencias de viaje ofrecen destinos a diferentes partes del mundo en planes familiares y para grupos de adultos mayores como cruceros y vuelos de corto alcance. Por esto, es necesario dar estas recomendaciones para aquellas personas que tengan previsto realizar viajes con personas de la tercera edad y poder viajar de manera prevenida.

Mediciones realizadas demuestran que cerca de un 54% de personas de 65 años están cómodas con el uso de la tecnología y en ese mismo rango de edad, un 27% de esas mismas personas promueven en estilo de vida más saludable, por lo que podemos ver que los viajes turísticos serán cada vez más frecuentes en personas de la tercera edad.

A continuación, damos las 10 cosas que debes saber si viajas al exterior con adultos mayores:

10.- Llevar una silla plegable: luego de tantos años, ya la energía y resistencia es la misma ni tampoco las articulaciones responden de la misma manera, por lo que los adultos mayores son más propensos al cansancio por largos períodos de estar de pie o de caminatas, por lo que traer consigo una silla plegable puede ser de gran ayuda para el adulto mayor. De esta manera, se puede dar un paseo con intervalos de descanso cada cierto tiempo y poder disfrutar del recorrido sin mayor contratiempo.

9.- Sobre el sistema circulatorio: la diabetes es una enfermedad bastante común en las personas de la tercera edad, como también la condición de várices, por lo que no es aconsejable estar mucho tiempo sentado o inmóvil para evitar la formación de coágulos. En ese sentido, se recomienda consultar al médico sobre cuál será el trayecto y cuál será la cantidad de tiempo para, de esa manera, su doctor pueda recetarle algún medicamento para contrarrestar los efectos de esa inmovilidad.

8.- Medicamentos: es indispensable tener una lista elaborada por su doctor sobre los medicamentos recetados a llevar para el viaje, como también la dosis y los horarios en que deben ser tomados. En ese sentido, es prudente informar a sus acompañantes sobre los posibles efectos secundarios que el medicamento podría ocasionar para estar atento ante cualquier eventualidad y actuar de manera oportuna.

7.- Ropa adecuada: en caso de que el lugar de destino se encuentre en verano o sea un clima cálido, se aconseja llevar la vestimenta apropiada De igual manera, si es en invierno o es un lugar frío, llevar abrigo, guantes y algún protector para la cabeza. Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar resfriados, por lo que es recomendable llevar algún medicamento para contrarrestarlo. Tomando el punto anterior, es pertinente conocer los posibles efectos secundarios de ese medicamento o si tiene alguna reacción con el componente farmacológico de la medicina de uso regular.

6.- Seguros: es necesario saber si el seguro que se adquirió tendrá validez al lugar de destino, en especial cuando se trata de un crucero que tiene múltiples puertos de destino, todo esto con el fin de tener las previsiones necesarias en caso de algún percance.

5.- Hipertensión: En caso que el adulto mayor padezca de hipertensión, es necesario que lleve sus medicamentos, como también un monitor de presión arterial.

4.- Diabetes: si el adulto mayor es diabético y necesita insulina, se debe llevar la jeringa como también un monitor de glucosa. El calzado adecuado y las medias especiales no pueden faltar en tu equipaje. En caso de tener esta condición, es necesario realizar caminatas de 10 a 20 minutos y mantener un ritmo de ejercicio.

3.- Horarios Matutinos: cualquier actividad que se tenga planteada, se recomienda que sea hecha en la mañana, debido a que las personas de la tercera edad son más propensas a los golpes de calor, especialmente en climas cálidos, que pudiese dar como consecuencia la deshidratación. En ese sentido, llevar a la mano una botella de agua no está de más.

2.- Centros médicos asistenciales: es muy recomendable tener una lista con los números telefónicos de los centros de salud cercanos a los lugares de destino, como también un mapa donde estén ubicados.

1.- Número telefónico del Doctor de cabecera: cuando se hace un viaje con una persona mayor, es recomendable tener el número del que atiende con regularidad a ese paciente o en su defecto, algún número telefónico de algún doctor de confianza que esté al tanto del historial médico en dado caso que se tenga que hacer una consulta sobre algún síntoma o condición que se presente durante el recorrido.

via GIPHY

Siempre es recomendable adquirir un plan de seguros, especialmente si viajas por personas de la tercera edad por ser más propensos a algún percance de salud estando lejos de casa. Los seguros que ofrecemos tienen una gran cantidad de beneficios, dentro de los que podemos citar asistencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana; asistencia médica por accidente o enfermedad repentina; servicio odontológico de emergencia; gastos de hospitalización o intervención quirúrgica; asistencia legal; cobertura de gastos de repatriación por hospitalización o fallecimiento y muchos otros beneficios más.
Con estas 10 cosas que debes saber si viajas con adultos mayores, tendrás las prevenciones necesarias para cualquier eventualidad que tengas en el extranjero. Buen viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*