Viajes por estudios

El cono sur: Buenos Aires, Santiago y Colonia del Sacramento

El cono sur tiene una especial manera de tratar a sus visitantes. Buenos Aires es una aventura gastronómica, pero también un recorrido lleno de historia y literatura. Santiago de Chile sabe a vino y, por donde se mire, un lugar dónde sorprenderse. Colonia del Sacramento, en Uruguay es una pequeña joya histórica de nuestro continente. El valuarte del país oriental es magia para quien lo visita.

Buenos Aires

san-telmo-mercado
La capital argentina es para muchos un destino obligatorio cuando se viaja por Sudamérica. Es fácil de conocer pues cuenta con uno de los más organizados sistemas de transporte público del continente que combina al Subte (metro) y colectivos (buses). En este mapa interactivo se puede planificar rutas y conocer las mejores alternativas para trasladarse de un lugar a otro de la manera más eficiente.
Si se quiere experimentar la inmensa variedad gastronómica, la ciudad cuenta con restaurantes en todos sus barrios. Lo más tradicional, esa experiencia más auténtica está en al alejarse un poco de la zona turística. Almagro, Boedo y Belgrano son buenas opciones para una comida 100% argentina. Esto sin olvidar que esta zona vio nacer al tango, por lo que es imposible perderse un show al pasear por las calles porteñas de la parte antigua de la ciudad.

Si lo que se busca es una experiencia moderna, vida nocturna y aventuras, el centro de la ciudad ofrece todo aquello. Los parques porteños están llenos de actividades y la ciudad cuenta con un sinnúmero de discotecas y bares para la fiesta nocturna. El barrio de Palermo, por ejemplo, cuenta con pequeños paseos donde comer, pasar la tarde con un buen mate y salir a disfrutar de la noche.

Por otro lado, si la cultura es lo que se busca, Buenos Aires no puede ser un mejor lugar para encontrarla. La avenida Corrientes cuenta con muchísimas librerías, cines, teatritos y tiendas de discos. Hace falta mucho tiempo para recorrerlos todos, pero es una experiencia muy enriquecedora. También está el Teatro Colón, cerca de la Corrientes, donde encontrar una arquitectura sorprendente y lo más maravilloso de la dramaturgia mundial.

A los amantes del fútbol les encantará Buenos Aires. Casa de grandes como Boca Jrs. River Plate y San Lorenzo de Almagro, la capital porteña respira fútbol. Cada domingo es una fiesta nueva. El campeonato nacional de está a disposición de todos en la tele, sí, la experiencia de un Boca vs River en la Bombonera es algo que se ve pocas veces en la vida. Sobre todo si se viaja por el cono sur.

boca-river

Santiago de Chile

La capital chilena es conocida por ser una metrópoli financiera y de negocios, pero también cuneta con su cuota de actividades y atractivos. Todo comienza con la hospitalidad chilena, característica que hace de cualquier aventura por Santiago algo inolvidable.

vino-chile

El sistema de transporte santiaguino es algo desordenado y saturado, pero funciona bien. La zona turística está en torno a la calle Pío Nono, en el lado norte del Río Mapocho. Allí se encuentran las discotecas, bares y hoteles. Aunque esta ciudad tiene un aire más de aventura, como para ir sin plan, el resto de la ciudad cuenta con excelentes museos, parques y centros comerciales.

El museo del Premio Noble de Literatura, Pablo Neruda, está también a unas pocas cuadras de Pío Nono y es un recorrido histórico por la que fue su casa en la capital chilena. A pocos minutos de allí está el zoológico de la ciudad y más allá el Cerro de la Inmaculada Concepción.

En cada rincón de Santiago se encuentra un poco de aprendizaje y una copa de vino. Para los amantes de la historia hay museos de la época de la dictadura. Para los amantes de la literatura hay librerías con colecciones maravillosas de Nicanor Parra, Pablo Neruda y Gabriela Mistral, los tres grandes escritores chilenos.

Colonia del Sacramento

Esta ciudad colonial del cono sur es una en un millón. Está a poco más de una hora en barco desde Buenos Aires. Tiene menos de 30.000 habitantes y una arquitectura de época de los más curiosa. Esta locación solía ser un fuerte marítimo español, por lo que aún se puede identificar algunos edificios militares.

Lo ideal es recorrer la ciudad a pie o en bicicleta. Tiene muchos lugares para comer, tomar una copa o conocer. Su parque central es más o menos el centro neurálgico de la ciudad. Allí se puede alquilar bicicletas y nada está a más de 10 minutos pedaleando.

Esta es una ciudad Pet Friendñy por lo que en cada esquina habrá perros o gatos pasándola bien. También tiene muchos cafés y librerías para quienes quieran un viaje más tranquilo. Sin duda, lo más espectacular es la zona portuaria, una vista espectacular al brazo de mar que una a la Argentina con Uruguay.

Por las tardes, en la zona del puerto hay mercaditos artesanales itinerates con artesanías de Uruguay y todo el continente. Basta decir que los uruguayos son de las personas más amables y honestas para el turismo.

via GIPHY

Siempre, en viajes de negocios o de placer es importante contar con un seguro de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*